Un grupo de científicos de la Universidad de Salamanca (España) se encuentra trabajando en una nueva línea de investigación en la que se planea desarrollar la metodología necesaria para la creación de piezas dentales mediante impresión 3D, específicamente una serie de piezas con las que poder ejercer intervenciones quirúrgicas maxilofaciales de forma tal que sea el propio cuerpo el que pueda regenerarse a nivel óseo sobre estas piezas.

Sobre esta base posteriormente se podrían realizar implantes dentales.

De acuerdo a Javier Montero, investigador de la clínica Odontológica de la Facultad de Medicina y uno de los principales promotores del estudio:

Estamos en una fase incipiente. Podríamos diseñar exactamente lo que necesita cada paciente de forma que se podría utilizar una tecnología barata para solucionar problemas muy complicados.

Un ejemplo claro son las personas que han perdido mucho hueso, una solución sería quitar hueso de otra parte del cuerpo, como una cadera, pero estas operaciones generan una mayor morbilidad al paciente. Por eso los investigadores apuestan por una intervención para colocar una pieza rígida ad hoc que favorezca regeneración del hueso con la forma de lo que necesitaremos en el momento de colocar el implante.

Según el experto, el estudio de investigación se encuentra en una fase muy temprana por lo que a día de hoy, básicamente se está buscando y probando con todo tipo de materiales que sirvan para este fin. Una de las condiciones que deben cumplir estos es que vayan desapareciendo a medida que el hueso del paciente se va regenerando.


Fuente: Universidad de Salamanca