A principios de diciembre la Sociedad Civil Europea se ha reunido con el fin de aprobar un acuerdo provisional entre tres instituciones de la Unión Europea incluyendo el Parlamento Europeo, la Comisión Europea y el Consejo de la Unión Europea, para prohibir el empleo de las restauraciones dentales de amalgama en niños menores de 15 años, mujeres embarazadas y mujeres lactantes desde el 1 de julio de 2018.

El mercurio y sus componentes son altamente tóxicos para los seres humanos, especialmente para las mujeres embarazadas y el desarrollo del sistema nervioso.

Este acuerdo debe ser aprobado ahora tanto por el Parlamento como por el Consejo. Así mismo requiere también que cada estado miembro de la UE establezca un plan nacional para el 1 de julio de 2019, sobre cómo reducirá el uso de amalgama.

La Comisión deberá informar a mediados de 2020 sobre la viabilidad de la eliminación progresiva de la amalgama dental, preferiblemente antes de 2030, para ir acompañada de una propuesta legislativa, si procede.

Esta acción forma parte de un paquete más amplio para la implementación y ratificación del Convenio de Minamata sobre Mercurio.

Lee acá el comunicado de prensa completo


Fuente: Health and Environment Alliance