El vello facial puede conducir a infecciones de la piel o la inflamación de los folículos pilosos, atentando además la salud oral.

Algunos hombres por moda se han dejado crecer el vello de la barba, pero pocos saben que el no tenerla sanitizada podría acarrearle varios problemas de salud.

Según un estudio que realizó el microbiólogo John Golobic de Quest Diagnostics en Nuevo México (USA), en el cual asegura que el vello facial de los hombres contiene bacterias que habitualmente pueden encontrarse en la materia fecal o heces y en los intestinos.

Para el experimento, el experto limpió y analizó el contenido de las barbas de un grupo de voluntarios en el laboratorio, descubriendo que, aunque algunas de las barbas contenían bacterias normales, muchas contenían bacterias similares a las que pueden encontrarse en un baño.

Para Golobic los resultados no son sorprendentes ya que estudios anteriores ya habían hallado que las barbas, por lo general, albergan más microbios que los rostros afeitados, puesto que estas atrapan la suciedad y los gérmenes mucho más fácilmente.

La presencia de microbios en la barba puede conducir a infecciones de la piel como la foliculitis, o la inflamación de uno o más folículos pilosos, que suele presentarse de forma habitual tanto en la barba como en las piernas.

La transmisión de bacterias únicamente por el contacto (con un simple beso en la mejilla) provoca que estas bacterias puedan transmitirse con cierta facilidad gracias a la barba, por lo que mantener una higiene adecuada, regular y utilizar un acondicionador, es requisito imprescindible para traer este tipo de look.


Fuente Bionálisis y más