Científicos de la Universidad del Oeste de Inglaterra (UWE) en Bristol, han descubierto un lípido bioactivo llamado ácido lisofosfatídico (LPA) que interactua con la vitamina D, mejorando la funcion de células en la formación de hueso. Sobre la base de este hallazgo, los investigadores han desarrollado un recubrimiento de LPA para implantes de titanio que ayuda a fortalecer las propiedades de unión de los implantes con el hueso.

“Muchos de los implantes utilizados en cirugía están hechos de titanio. Estos incluyen articulaciones, tornillos y placas para fijar fracturas de huesos e implantes dentales”, declaró el doctor Jason Mansell, catedrático de Ciencias Biomédicas de UWE Bristol, quien dirigió el estudio.

“Los implantes funcionan bien cuando el hueso del paciente se une al titanio usando los procesos de curación naturales del cuerpo. Cuando esta unión se forma correctamente es extremadamente fuerte; sin embargo, en algunos casos el hueso del paciente no se une fuertemente al titanio y, en consecuencia, la prótesis se afloja y en última instancia fracasa”, manifestó Mansell.

Aunque las tasas de éxito de los implantes dentales son altas, entre el 88 y el 99 por ciento en la literatura, factores como la calidad y cantidad ósea, así como infecciones, pueden causar que los implantes dentales fallen, por lo que es necesario el reimplante. El nuevo recubrimiento de LPA, desarrollado por los investigadores podría aumentar la tasa de éxito de los tratamientos de implantes dentales.

La LPA es una molécula grasa de origen natural que actúa con la vitamina D para promover la función de las células en la formación de hueso, según descubrieron los investigadores.

“Este es un descubrimiento muy emocionante, ya que se conocen pocos agentes que mejoren las acciones de la vitamina D en las células que forman hueso. La vitamina D es vital para la salud de los huesos, ya que mejora la formación ósea de la función celular. Por lo tanto, los agentes que puedan ayudar a la vitamina D podrían ser utilizados como un recubrimiento sobre el titanio para fomentar una mejor unión al hueso del paciente”, dijo Mansell.

Sobre la base de este conocimiento, los científicos desarrollaron un revestimiento de LPA para los implantes de titanio. “Hemos encontrado una manera de unir LPA con titanio usando un proceso simple a temperatura ambiente. También hemos descubierto que este nuevo recubrimiento disuade también la adherencia de bacterias, lo que es particularmente interesante, ya que significa que tenemos un material con doble acción potencial para implantes de titanio”, declaró Mansell.

La siguiente etapa del proyecto, que está actualmente buscando financiación adicional, será examinar la solidez y estabilidad del recubrimiento, ya que tendría que soportar los rigores de almacenamiento, esterilización y las fuerzas físicas a que estaría expuesto a cuando se implante en el cuerpo.

El estudio, titulado “Fluorophosphonate-functionalised titanium via a pre-adsorbed alkane phosphonic acid: A novel dual action surface finish for bone regenerative applications”, fue publicado en línea antes de que aparezca en la edición impresa de la revista Journal of Materials Science: Materials in Medicine el 24 de diciembre.

Autor: Dental Tribune – Fuente: Dental Tribune