Una empresa dedicada al diseño industrial de Madrid (España), ha desarrollado el primer escáner intraoral completamente automatizado del mundo el cual podría revolucionar los diagnósticos y tratamientos bucodentales.

De acuerdo con los dos fundadores y socios de la empresa IDIS: Alfonso Fernandez y David de Pablos, en la actualidad todos los escáneres que se utilizan son manuales y necesitan un técnico para su manipulación, además son muy costosos, imprecisos y lentos.

Con el escáner automático diseñado por IDIS, el análisis demora apenas 40 segundo con un margen de error de 10 micras explican los desarrolladores del novedoso dispositivo.

Para el odontólogo este nuevo escáner automático será de gran utilidad, debido a que permite sacar un fichero en 3D de los dientes, sustituyendo a los moldes tradicionales de silicona. Además para el paciente resulta muy cómodo ya que basta con introducir en la boca una canula desechable, similar a la usada en las pruebas de alcoholemia.

Con el escáner automático diseñado por IDIS, el análisis demora apenas 40 segundo con un margen de error de 10 micras

El laboratorio redibuja el diente en 3D mediante un software CAD-CAM.

El odontólogo “dispone de toda la información para realizar un implante, poner fundas dentales o en los tratamientos de ortodoncia, por ejemplo, en los que es tan necesario conocer la evolución de los movimientos interdentales”.

Es como si “dentro del mundo automovilístico, hubiéramos creado un avión”-  David de Pablos.

De Pablos señala además que “Nuestro trabajo se centra, sobre todo, en dar forma a una necesidad que existe en el mercado”. Investigamos y creamos algo único y diferencial para poder competir. Ese es nuestro valor añadido. Hay escáneres dentales, pero ninguno automático ni tan preciso”, enfatizó.

El aparato, ya en proceso de producción, se presentará y comercializará en marzo de 2017 durante la feria IDS de Colonia, la feria dental más importante que se celebra cada dos años.

El proyecto tiene una financiación de 6 millones de euros. Idis aporta 1,5 millones, otros 1,5 son de un grupo inversor privado de Miami y los 4 restantes provienen de inversores alemanes.


Fuente. IDIS