Un grupo de investigadores de Estados Unidos se han dedicado a determinar si existe un beneficio definitivo del uso del láser dental en el tratamiento periodontal. De igual forma los expertos buscan averiguar cómo ciertos parámetros del láser, como la longitud de onda, la potencia de pico y la duración del pulso, afectan a la destrucción de las bacterias orales.

Actualmente el uso del láser se emplea en diversos procedimientos dentales, entre los cuales se encuentran el tratamiento periodontal para tratar y prevenir la gingivitis y la periodontitis. Aunque si bien es cierto que cada vez es mayor su, el costo de los láseres dentales se ubican entre los  $5000 y más de $100.000 aunado al entrenamiento al que se debe someter el profesional para usarlos.

Sobre la base de las características ópticas del tejido gingival y de los microorganismos patógenos, los investigadores desarrollaron un modelo matemático que simula el procedimiento periodontal del desbridamiento sulcular láser. Posteriormente, produjeron simulaciones de tres tipos diferentes de láser comúnmente utilizados en odontología y sus efectos sobre dos tipos de colonias bacterianas.

Las colonias virtuales, constituidas por Porphyromonas gingivalis y Prevotella intermedia, fueron de diversos tamaños y colocadas a diferentes profundidades en el modelo gingival.

Los láseres dentales probados en el estudio incluyeron láseres de diodo, Nd: YAG y Er: YAG. 

El calor de fondo acumulado de múltiples pasadas aumenta la profundidad del efecto bactericida. En las longitudes de onda visible la gran diferencia en la absorción entre el tejido blando normal y Porphyromonas gingivalis (Pg) y Prevotella intermedia (Pi) resulta en la destrucción selectiva. 

La eficacia del láser de diodo (810 nm) y la profundidad del efecto bactericida son variables y dependen de la disponibilidad de hemina. Tanto los láseres pulsados Nd: YAG como los láseres de diodo de 810 nm logran una zona de daño de 2-3 mm de profundidad para la pigmentación de Pg y Pi en tejido blando sin daño superficial (fotoantisepsis selectiva).

De acuerdo a los investigadores, el modelo no predice selectividad para el láser Er: YAG (2.940 nm), además la profundidad del efecto bactericida depende en gran medida del coeficiente de absorción de patógenos.

Los patógenos altamente sensibles pueden ser destruidos hasta 5-6 mm en tejidos blandos. Las duraciones de pulso cortas permiten el confinamiento del evento térmico al objetivo. La selectividad temporal se logra ajustando la duración del impulso basándose en el tamaño objetivo.

Según los autores, las simulaciones validan la eficacia de los láseres dentales en la eliminación de las bacterias orales y contribuyen a mejorar la salud bucodental después del tratamiento periodontal. Los investigadores esperan que los ensayos clínicos basados en los resultados de su estudio se diseñen para confirmar sus hallazgos.

Referencias bibliográficas

Harris D, Reinisch L. Selective photoantisepsis. Lasers Surg Med. 2016 Oct; 48(8):763-773.


Fuente: Lasers in Surgery and Medicince