Diferentes trabajos e investigaciones han concluido que la música y los dibujos animados en la consulta odontológica disminuyen la ansiedad en los niños, en el entorno clínico general se puede confirmar que los dibujos animados pueden ser una herramienta de distracción audiovisual que favorecen en la colaboración durante un tratamiento médico en la consulta.

Hace ya unos años se conoce que la musicoterapia disminuye la ansiedad infantil en la visita al odontólogo, por ejemplo, el estudio realizado por musicoterapeutas, biólogos y médicos de la Universidad de Columbia, concluyeron que el 90% de los niños con edades comprendidas entre los 2 y 7 años, mejoraban su actitud frente a los tratamientos dentales a los que iban a ser sometidos.

Lo cierto es que la música se utiliza en muchas terapias infantiles, pero también hay otros elementos de distracción que pueden favorecer lo que en este caso es el tema central, y es que según un estudio que se ha publicado en la revista médica Acta Odontológia Scandinavica, los dibujos animados también pueden ayudar a los niños a llevar mejor el tratamiento odontológico.

Este estudio del Real Colegio de Odontología de la Universidad Rey Saudí de Arabia Saudita asegura que uno de cada cinco niños en edad escolar sufre ansiedad cuando va al odontólogo, provocando que durante el tratamiento odontológico se padezcan más molestias en la boca e incluso dolor en los dientes.

En el estudio, se analizaron 56 niños con edades comprendidas entre los 7 y los 9 años, divididos en dos grupos, a uno les entregaron unas gafas en las que se proyectaban dibujos animados y al otro no se le proporcionó ningún tipo de distracción. Cada uno de los niños tuvo que acudir a la consulta tres veces, con un tiempo máximo de 30 minutos, valorando sus niveles de ansiedad, presión arterial, pulso y nivel de dolor durante el tratamiento.

Uno de cada cinco niños en edad escolar sufre ansiedad cuando va al odontólogo

Los expertos comprobaron que los niños que habían estado viendo dibujos animados tenían menos ansiedad y cooperaron más durante el procedimiento odontológico, sobre todo en el momento en el que se inyectó la anestesia, también destacan que los niños del grupo de control (que no tenían ningún tipo de distracción) mantuvieron la frecuencia del pulso más elevadas que los niños que vieron los dibujos animados, no obstante, no se detectaron diferencias en el dolor.

Seguramente se llevarán a cabo nuevas investigaciones relacionadas, así que se ampliará el conocimiento sobre la utilidad de los dibujos animados para relajar o disminuir la ansiedad de los niños ante la visita al odontólogo.


1 Comentario