Inicio Blog Página 51

Desarrollan nuevo material para fracturas maxilares

Imagen referencial

Un grupo de odontólogos argentinos han desarrollado un nuevo tipo de material que se reabsorbe sin dejar rastros cuando el organismo ya no lo necesita. Formado por dos sustancias ácidas presentes en el organismo, lo que impide su rechazo y lo transforma en un biomaterial, reemplaza las suturas con alambre y las placas de titanio que solían utilizarse. 

Las nuevas prótesis, que ya se utilizan en hospitales públicos y privados de Argentina, son translúcidas y se fijan a los huesos con la ayuda de tornillos del mismo material. Mientras que durante las primeras ocho semanas desde su colocación el material mantiene el 70% de su resistencia inicial, a los doce meses el organismo lo absorbe por completo.

 “La traumatología pediátrica incorporó biomateriales que permiten reparar las fracturas bucomaxilofaciales en los chicos a través de placas reabsorbibles. Una vez cicatrizada la fractura, se reabsorben esos materiales sin interferir con el desarrollo del niño”, explicó a La Nación el doctor Adrián Bencini, profesor de Cirugía Bucomaxilofacial de la facultades de Odontología de la Universidad Nacional y de la Universidad Católica de La Plata. 

Entre las causas más comunes de fracturas maxilofaciales infantiles están los golpes por caídas y accidentes domésticos, mientras que entre los adolescentes predominan las fracturas por los accidentes de tránsito

 Entre las causas más comunes de fracturas maxilofaciales infantiles están los golpes por caídas y accidentes domésticos, mientras que entre los adolescentes predominan las fracturas por los accidentes de tránsito (andar en moto sin casco o en automóvil sin usar cinturón de seguridad), la práctica deportiva y las peleas. Otra área de aplicación de este biomaterial es el tratamiento de las malformaciones bucales congénitas. 

Un principio común 

 Según el profesor Bencini, todas las fracturas del cuerpo se reparan a partir del mismo principio. 

 “Los fragmentos desplazados se llevan a sus lugares y se los mantiene en esa posición hasta que cicatricen”

 “Los fragmentos desplazados se llevan a sus lugares y se los mantiene en esa posición hasta que cicatricen”, dijo el especialista. Todavía, y en especial en los adultos, muchas fracturas de los maxilares se solucionan con la ayuda de placas de titanio, de suturas con alambre o de ligaduras entre los dientes superiores e inferiores (bloqueos intermaxilares). 

 “Los adelantos tecnológicos permitieron el desarrollo de las placas de titanio, que se fijan en los maxilares y restituyen la anatomía perdida por el trauma, lo que por su rigidez y estabilidad genera una menor morbilidad. Pero en pediatría una limitación de esas placas era la necesidad de tener que operar para retirarlas, porque producían una tracción ósea que impedía el crecimiento normal”, agregó Bencini. 

 La única excepción para el uso de este material, aclaró el experto, es la fractura en la articulación que une la mandíbula con el cráneo (cóndilo) y que en los chicos suele ocurrir por un golpe en el mentón cuando se caen. En este caso, el tratamiento se realiza sin cirugía y con la ayuda de aparatos especiales para bloquear la boca. 

También en adultos 

 En la Argentina, según explicó Bencini desde su experiencia en un hospital público de la ciudad de La Plata, las placas reabsorbibles se utilizan principalmente en los chicos por todas sus propiedades y beneficios. 

 Sin embargo, indicó, se pueden usar en jóvenes y adultos “porque, de ser necesario por otra afección, le permiten al paciente realizarse una resonancia nuclear magnética sin las complicaciones que generan los materiales metálicos o el alambre”. 

 Ocurre que, en especial entre los deportistas, es muy frecuente la realización de resonancias magnéticas para el diagnóstico de una anomalía. En esos casos, el uso de materiales metálicos para la reparación de una fractura impediría realizar ese tipo de estudio por imágenes, ya que el paciente correría el riesgo de que las placas de metal se recalentaran durante la exposición a la radiación y esto produjera una necrosis del tejido que rodea las placas. 

 Aunque la causa de la mayoría de las fracturas bucomaxilofaciales son los accidentes y los traumatismos en la cara, el material reabsorbible sirve para reparar malformaciones. 

 “Al tratar las anomalías de desarrollo de los maxilares, en las que el paciente presenta asimetrías o alteraciones en la cara, se deben realizar cortes en los huesos [osteotomías] para luego colocarlos en otras posiciones. En esos casos la fijación también se puede hacer con las placas reabsorbibles”, finalizó Bencini, que también integra el Servicio de Odontología y Cirugía Bucomaxilofacial del Hospital San Juan de Dios, en La Plata. 

Autor: DiarioSalud – Fuente: DiarioSalud

Técnicas en 3D para mejorar el diagnóstico en tratamientos endodónticos

Imagen referencial

El desarrollo de nuevas técnicas de imagen en tres dimensiones está permitiendo realizar diagnósticos cada vez más fiables para combatir problemas dentales que precisan de un tratamiento endodóntico. Algunos de estos avances, así como qué nuevos materiales y sistemas de obturación (empaste) se están utilizando en esta disciplina odontológica.

Doctor José María Malfaz
Doctor José María Malfaz

“Estos nuevos instrumentos nos permiten aumentar la precisión del diagnóstico y saber qué tipo de lesiones apicales tiene el paciente” – Dr. José María Malfaz

El doctor José María Malfaz quien desarrolla su actividad clínica en Valladolid, ha llevado a cabo sus investigaciones en la Universidad del Sur de California en torno a nuevas técnicas de diagnóstico en 3D que le han llevado a obtener en 2006 el Premio de la American Association of Endodontisten.

En este sentido, asegura que el uso de estos nuevos instrumentos está permitiendo “aumentar la precisión del diagnóstico y saber qué tipo de lesiones apicales tiene el paciente” y “cómo llegar a la zona donde se va a actuar, que está rodeada de huesos” sin necesidad de realizar otras pruebas.

 Estas nuevas técnicas de diagnóstico no se aplican actualmente en España debido a su elevado coste, sino que su desarrollo se centra sobre todo en Estados Unidos.

No obstante, el doctor Malfaz confía en que en poco tiempo se puedan estar ya utilizando en Valladolid (España).

Autor: DiCYT – Fuente: AgenciaSinc

Un estudio señala que microbios vivos podrían prevenir la caries

Imagen referencial

Los probióticos, como se denominan los alimentos, bebidas y suplementos dietéticos que contienen microbios vivos procedentes del cuerpo humano, ayudarán en un futuro a diagnosticar y tratar enfermedades, y los complejos a base de bacterias serán objeto de receta en consultas médicas de todo el mundo.

Es la predicción que hacen, en un trabajo que hoy publica la revista “Science”, el científico de la Universidad de Stanford (California) J.L. Sonnenburg, y el de la Universidad de California en San Francisco, M.A. Fischbach.

El estudio, titulado “Sanidad comunitaria: oportunidades terapéuticas en el microbioma humano”, prevé un futuro en el que los probióticos serán desarrollados y modificados por las compañías farmacéuticas y biotecnológicas, y regulados por la Oficina de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU.

Los autores del texto invitan a la comunidad científica a ir más allá del estudio de las propiedades beneficiosas de los probióticos para la flora intestinal, que actualmente es el objeto de la mayoría de los productos con microbios vivos, protagonizados por los yogures que permiten la supervivencia de las bacterias.

Los microbios vivos no sólo ayudarán a tratar las disfunciones y enfermedades, sino también a prevenirlas.

“El concepto (de los probióticos) puede aplicarse también a otras comunidades microbianas del cuerpo humano”, indican. “Las cremas para la piel y pastas de dientes del futuro pueden contener cultivos vivos o prebióticos que ayuden a tratar la dermatitis atópica y prevenir la caries dental”, añaden.

Según Sonnenburg y Fischbach, los microbios vivos no sólo ayudarán a tratar las disfunciones y enfermedades, sino también a prevenirlas.

“Los componentes microbianos de las heces, la orina, el esputo y las mucosidades cumplen las dos virtudes de una muestra diagnóstica: son fáciles de obtener y sostienen una cantidad de información molecular relevante para las enfermedades”, señala el estudio.

Pese a su popularidad creciente, los productos probióticos no han sido hasta ahora estudiados con rigor  y, en Estados Unidos, no están regulados por la FDA.

Aunque parecen tener un potencial claro como agentes terapéuticos, existen retos a la hora de establecer estándares claros que permitan su estudio en profundidad, según advierte el estudio.

Las influencias “antinaturales” sobre el organismo, como el consumo de antibióticos o la administración de vacunas, modifican y transforman la estructura microbiana, que puede variar de persona a persona y de país a país.

“Las diferencias marcadas entre los microbios fecales de un niño de Burkina Faso y de los niños del norte de Italia dan una idea de los problemas de definir una línea de base para la microbiota”, apunta el estudio.

Esto convierte a las comunidades microbianas de los humanos en un “blanco móvil”, que posa un reto  considerable a la hora de definir qué es “normal” o “saludable”, concluyen los autores.

Autor: informador.com.mx – Fuente: informador.com.mx

Científicos descubren una bacteria nueva relacionada con las infecciones bucales

Imagen referencial

Científicos británicos han descubierto una bacteria relacionada con varias infecciones orales, lo que podría facilitar el desarrollo de tratamientos contra la caries y las infecciones de las encías, según un estudio publicado hoy en “Journal of systematic and evolutionary biology”.

La bacteria, llamada Prevotella histicola, pertenece a una familia que se asocia con una serie de infecciones bucales e incluso en otras partes del cuerpo, indicaron los expertos.

El equipo encabezado por William Wade, del Instituto Dental del King’s College de Londres, halló tres cepas de la especie tanto en tejido sano como en muestras de tumores.

Según explicó Wade, una boca humana sana acoge “una tremenda variedad de microbios, incluidos virus, hongos, protozoos y bacterias”.

Las más numerosas son las bacterias, de las que hay unos 100 millones por cada milímetro de saliva y más de 600 especies en la boca, de las cuales aproximadamente la mitad aún no ha sido identificada, apuntó el profesor.

“Esta especie fue aislada de tejidos orales normales y cancerígenos, lo que confirma otros estudios que demuestran que las bacterias orales pueden invadir tanto tejidos como células individuales“, señaló el experto.

Al identificar nuevas bacterias presentes en la boca, se facilita el camino para hallar tratamientos a los males bacterianos más comunes, como las caries y las infecciones de encías, añadió.

Autor: La Tercera – Fuente: La Tercera

Acumulación de saliva en los enfermos de Parkinson puede desembocar en lesiones erosivas en los labios

La enfermedad de Parkinson (EP) provoca que los pacientes reduzcan su frecuencia de tragado, tragan menos, por lo cual acumulan más saliva de lo habitual en el interior de su boca, produciendo una sensación de babeo constante que puede provocar desde problemas a la hora de hablar, masticar o tragar, hasta lesiones erosivas en los labios o la piel de la cara.

El Doctor Gustavo Camañanas director médico de Vitaldent en España destaca que entre el 70 y el 80 por ciento de las personas que padecen de este trastorno neurodegenerativo “suelen presentar este problema que perjudica a su calidad de vida y, en particular, a su salud bucodental”.

Por otra parte, ha asegurado que, por el temblor característico de esta enfermedad, estos pacientes padezcan bruxismo. El choque entre los dientes superiores e inferiores da lugar al desgaste de las piezas o algún traumatismo dental. Al mismo tiempo, la rigidez muscular puede derivar en complicaciones en la mandíbula y sus articulaciones, provocando una sobrecarga que dificulta aún más el proceso masticatorio, además de que puede derivar en dolores musculares y cefaleas.

Autor: EuropaPress – Fuente: EuropaPress

Estudio vincula el alzhéimer con la pérdida de piezas dentales

Imagen referencial

La pérdida de piezas dentales podría ser un factor indicativo de un mayor riesgo de desarrollar alzhéimer, según un estudio realizado por investigadores japoneses y que fue publicado en “Behavorial and Brain Functions”.

En el estudio participaron más de 4.200 personas de 65 años de edad en adelante, a las que se les realizaron exámenes de salud dental y psicológicos.

En el estudio participaron más de 4.200 personas de 65 años de edad en adelante

Entre los participantes que habían conservado pocas o ninguna pieza dental se observó una mayor incidencia de los problemas de memoria, así como de casos alzhéimer en sus estadios iniciales.

Según Nozomi Okamoto, que ha liderado la investigación, las infecciones de las encías que provocan la periodontitis y la pérdida de piezas dentales pueden liberar al torrente sanguíneo sustancias que a su vez contribuyen a la inflamación del tejido cerebral que provoca la destrucción de neuronas y acelera la pérdida de memoria propia de demencias como el alzhéimer.

Autor: La información – Fuente: lainformacion.com