Recientemente un estudio realizado por investigadores del Hospital Universitario de Helsinki en Finlandia, muestra que las personas que padecen una infección en la raíz del diente requiriendo tratamientos de endodoncia tienen una probabilidad muy superior de desarrollar una cardiopatía isquémica.

El director de la esta investigación John Liljestrand explicó a diferentes agencias de noticias, que los últimos resultados de la investigación demuestran que la prevalencia de cardiopatía isquémica es hasta 2,7 veces superior en los pacientes que requieren una endodoncia, que en aquellos que no requieren tratamiento endodóntico.

Para la realización del estudio los autores contaron con la participación de 508 pacientes adultos que, con un promedio de edad de 62 años, presentaban síntomas coronarios en el momento de su reclutamiento.

Para evaluar el estado de las arterias coronarias se empleo el uso de angiografia, revelando que un 36% de los participantes en el estudio presentaban una cardiopatía isquémica estable, que en un 33% cumplía los criterios para el diagnóstico de un síndrome coronario agudo, y que el 31% restante mostraba los signos iniciales de desarrollo de cardiopatía isquémica.

Por otro lado, los resultados de las radiografías panorámicas revelaron que hasta un 58% tenía una o más lesiones inflamatorias susceptibles de ser tratadas con un procedimiento de endodoncia.

Los resultados señalaron también que las infecciones en la raíz dental se encontraban estrechamente relacionadas con mayores niveles en la sangre de anticuerpos frente a la bacteria ‘Porphyromonas endodontails’. Esto reafirma que la evidencia de que las infecciones orales de no ser tratadas adecuadamente, terminan afectando a otros órganos del cuerpo.

La investigación fue publicada en la revista Journal of Dental Research.


Fuente: Journal of Dental Research