El delicado procedimiento quirúrgico se realizó en el NYU Langone Medical Center en Manhattan, Nuevas York en los Estados Unidos. El doctor Eduardo D, Rodriguez explicó en una rueda de prensa, paso a paso, como lideró a un grupo de más de 100 cirujanos, enfermeras y personal médico que realizó la compleja y costosa operación que sirvió para proporcionarle un nuevo rostro al bombero Patric Hardison el pasado 14 de agosto.

El procedimiento tuvo una duración mayor a 26 horas y fue valorada por el doctor Rodriguez en un millón de dólares, considerándose el más extenso ya que por primera vez se realiza un trasplante de rostro que incluye todo el cuero cabelludo, las orejas, pestañas, y gran cantidad de tejidos de la cabeza (incluyendo parte del cuello).

“Es un avance científico importante” – Dr. Eduardo Rodriguez

Hasta el momento “el trasplante de cuero cabelludo era algo que no se había hecho en la historia de la medicina y es algo importante para la estética y la recuperación del paciente. De igual manera el trasplante de párpados y que éstos tuvieran un buen funcionamiento, es algo totalmente nuevo”, aseguró Rodríguez.

El doctor Eduardo D. Rodríguez, hijo de padres cubanos nacido en Miami (izquierda), junto a Patrick Hardison el paciente a su lado.

Aunque para ese momento los médicos utilizaron injertos de piel de sus piernas para cubrir las heridas de su cabeza el bombero había perdido sus orejas, los labios, la mayor parte de la nariz y prácticamente la totalidad del tejido de los párpados. Hardison fue sometido a 71 cirugías en el transcurso de doce años antes del trasplante.

El doctor Rodríguez explicó que “los pacientes seleccionados fueron escogidos de una forma muy rigurosa porque tienen un tipo de deformidad que no se puede tratar con métodos convencionales. También son paciente que deben tener un alto nivel de responsabilidad, porque necesitan medicina inmunosupresoras diarias por el resto de su vida”, explicó el doctor Rodríguez.

“En el caso de Patrick ya se había descartado todo tipo de procedimientos. Así que la única oportunidad para poder tratarlo era con este tipo de trasplante de cara tan complejo”, agregó el especialista, quien advirtió que al momento de la cirugía Hardison tenía solo un 50% de posibilidad de sobrevivir a la misma. Sin embargo, Rodríguez dijo que tres meses después de la cirugía, Hardison está en camino hacia una recuperación completa.

El rostro de joven de Brooklyn

El donante fue David Rodebaugh, un artista de 26 años, quien resultó con muerte cerebral tras un trágico accidente en una bicicleta en el condado de Brooklyn, Nueva York.

El trasplante se logró gracias a la intervención de LiveOnNY, una organización sin fines de lucro que busca donantes de órganos y tejidos en el área de la ciudad de Nueva York. La organización se puso en contacto con la familia de Rodebaugh para que no sólo donará su rostro sino otros órganos como el corazón, el hígado y los riñones.

Según explicó el doctor Rodríguez, la espera para el trasplante duró más de un año, porque se tenía que buscar un donante perfecto, que no solo debía tener el mismo tipo de sangre, sino el mismo color de piel y cabello, así como una estructura ósea facial parecida.

Progresión del procediemiento realizado a Patrick Hardison. / AFP
Progresión del procediemiento realizado a Patrick Hardison. / AFP

A diferencia de otros trasplantes, en que los órganos pueden ser transportados desde otros hospitales distantes, en el caso de la cara, se tuvo que hacer la cirugía con el donante y el recipiente en quirófanos contiguos.

A pesar del éxito alcanzado con este procedimiento, el doctor Rodríguez aclaró que aunque existan muchos pacientes en lista de espera para el trasplante de cara, solo una minoría de pacientes va a requerir un trasplante de este tipo.

El doctor Eduardo D. Rodríguez, hijo de padres cubanos nacido en Miami (izquierda), lideró a un grupo de más de 100 cirujanos, enfermeras y personal médico que realizó el trasplante a Patrick Hardison, a su lado.

La cirugía de Harrison fue costeada por una beca de investigación del NYU Langone Medical Center y se espera que procedimientos similares se realicen en este hospital neoyorquino en el futuro.

Más de dos docenas de trasplantes de cara se han realizado en todo el mundo desde que se llevó a cabo el primero en Francia en 2005, de los cuales cinco pacientes no han sobrevivido.

Redacción: Odontología Report – Fuente: NYU Langone