Muchos pacientes creen que esto ocurre por un cepillado fuerte (vigoroso) o porque el hilo dental le lastimo la encía.

La encía sangra cuando presenta un cuadro inflamatorio/infeccioso producido por bacterias comunes en la cavidad bucal, que se adhieren a las superficies dentarias.

“ La encía sana no sangra”

Estas bacterias forman una película invisible, de consistencia gelatinosa, llamada placa bacteriana o biofilm. Esta placa bacteriana si no es removida en el cepillado dental, por acción de la saliva se calcifica, formándose el conocido cálculo, tártaro o sarro.

¿Qué características tiene la encía enferma?

  1. Sangrado, que puede ser espontaneo, al cepillar los dientes o al comer algunos alimentos (ej: manzana).
  2.  Las encías están hinchadas.
  3.  Su color normalmente rosado se hace rojizo.

Autor: Sociedad Argentina de Periodoncia