La identificación temprana de patógenos es necesaria para combatir la propagación de epidemias emergentes y reemergentes. El diagnóstico se puede lograr con una plataforma genérica y un protocolo diseñado para identificar cualquier patógeno mediante la detección del ácido nucleico del patógeno una vez que se determina su secuencia y se identifica su huella antigénica.

Un grupo de investigadores de la Escuela de Odontología de la Universidad de Nueva York (USA) en colaboración con Rheonix, Inc. se encuentran desarrollando una nueva prueba para el virus del Zika, que usa la saliva para la identificar los marcadores de diagnóstico del virus en una fracción de tiempo con relación a las pruebas disponibles actualmente.

La prueba, es una adaptación de un modelo de detección rápida del VIH desarrollada por científicos de la NYU y Rheonix y descrita en Plos One y el Journal of Visualized Experiments.

La identificación temprana de las enfermedades infecciosas es crítica para combatir su propagación. Las pruebas conllevan dos pasos separados: uno es detectar los ácidos nucleicos de un patógeno (ARN o ADN) y la otra detectar los anticuerpos.

Las pruebas actuales de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR) toman alrededor de tres horas y las pruebas de anticuerpos específicos pueden tomar varias semanas.

Las muestras de sangre usualmente son empleadas para detectar el virus del Zika y son procesados generalmente utilizando una técnica de diagnóstico llamada: Reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa en tiempo real (rRT-PCR). Sin embargo la sangre pudiera no ser el mejor alternativa, ya que los ácidos nucleicos del virús desparacen en la sangre entre una y dos semanas después de que la persona tiene la infección, mientras que pueden persistir mayor tiempo en la saliva, semen y la orina.

Es por ello que los investigadores de NYU, están empleando un test diferente el cual detecta los ácidos nucleicos de un virus en tan solo 20 minutos, y pruebas de anticuerpos que pueden tomar menos de una hora usando antígenos específicos del Zika.

La prueba está siendo desarrollada por un grupo de odontólogos y combina el ácido nucleico y los análisis de anticuerpos utilizando la saliva. La prueba de saliva es no invasiva, más rentable y fácil de recolectar que la prueba de sangre o la de orina.

De acuerdo a los investigadores, la nueva prueba tiene el potencial de producir resultados en cuestión de minutos.


Fuente: NYU College of Dentistry