Investigadores de Odontología de la CEU UCH de Valencia relacionan el drástico descenso de la progesterona y también de la proteína CRP dos meses después de dar a luz con la disminución de estos problemas periodontales

 


 

Los problemas periodontales que afectan a la salud de las encías, como la gingivitis y la periodontitis, son, junto con la caries, la causa más común de pérdida de dientes entre la población. En el caso de las mujeres embarazadas, el incremento de estos problemas del tejido periodontal, se ha asociado en diversos estudios al aumento de la progesterona.

 Ahora, un grupo de investigadores del Departamento de Odontología de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia en España, han publicado uno de los primeros estudios que demuestra la relación, no solo con el entorno hormonal, sino también con el cuidado oral que debe mantener la mujer y el control que debe llevar el odontólogo para que la situación no empeore durante este periodo tan predispuesto a las enfermedades periodontales. Dos meses después del parto, al normalizarse los niveles de progesterona y de proteína C reativa (CRP), se observa cómo los parámetros de medición periodontal vuelven a la normalidad sin variar los hábitos de higiene.

Los cambios hormonales como los inflamatorios tras dar a la luz estarían relacionados con el aumento de los problemas periodontales de las mujeres cuando son madres

 Según destacan los investigadores Fernando Llambés, Lucía Gil Raga e Ignacio Mínguez, los cambios hormonales, como los producidos por el embarazo, son uno de los factores de riesgo de la enfermedad periodontal más estudiados. Pero todavía son muy pocos los estudios que, como este, comparan las últimas semanas de gestación con el postparto, y analizan otros factores, además de la progesterona, que también influyen en los problemas periodontales, como el descenso en los niveles de la proteína CRP, marcador de inflamación en la sangre que hemos estudiado específicamente.

Los resultados, obtenidos en colaboración con investigadores de la Universidad Complutense y la Universitat de València, contribuyen a confirmar que tanto los cambios hormonales como los inflamatorios tras dar a la luz estarían relacionados con el aumento de los problemas periodontales de las mujeres cuando son madres.

En la investigación, se han estudiado los casos de 117 mujeres embarazadas, de entre 23 y 42 años de edad, entre las semanas 32 a 35 de embarazo y entre la sexta y la octava semana después de haber dado a luz, cuando los niveles de progesterona vuelven a ser los mismos que antes del embarazo. “En todas las participantes en el estudio se han medido los cambios en los índices de progesterona y proteína C reactiva (CRP) en sangre, así como los cuatro principales indicadores de la enfermedad periodontal en la cavidad oral: el índice de placa dental, el sangrado de las encías (BOP), la profundidad de sondaje (PD) y el nivel de inserción clínico (CAL)”.

“Nuestros resultados concluyen que, dos meses después de dar a luz, se produce en la mujer una reducción drástica de progesterona y de la proteína CRP, uno de los principales marcadores de inflamación. Es en este momento cuando se registra la disminución de tres de los principales parámetros de la enfermedad periodontal: el sangrado de las encías, la profundidad de sondaje y nivel de inserción clínico. Solo el índice de placa dental permanece estable.”

Asi mismo los investigadores señalan haber observado que la disminución de la proteína CRP está también directamente relacionada con la disminución del sangrado periodontal transcurridos dos meses tras el parto”.

 El estudio “Changes in Periodontal Parameters and C-Reactive Protein After Pregnancy”, fue publicado en el Journal of Periodontology. 

Estos resultados llevan al equipo investigador a recomendar un adecuado control periodontal durante el embarazo: “Este control permitiría tratar de inmediato y reducir significativamente los efectos de la progesterona en el área periodontal, evitando la destrucción del tejido de las encías y reduciendo la producción de indicadores inflamatorios como la proteína CRP, que pueden afectar al feto al aumentar en el caudal de la sangre de la madre”. Por ello, según apuntan, “sería de suma importancia incluir las revisiones periodontales en el seguimiento de las mujeres embarazadas, junto a los controles ginecológicos pertinentes”.

Este equipo trabaja ya en el diseño de futuros estudios sobre las bacterias de la cavidad oral relacionadas con la periodontitis durante el embarazo, así como las variaciones en la composición de la saliva de las gestantes y su efecto a la hora de reducir el estrés oxidativo que causa la infección periodontal.Ambos investigadores han colaborado en esta parte de la investigación con los doctores Raul Caffesse, del Departamento de Periodoncia de la Universidad Complutense de Madrid, y Fernando Llambés, de la Facultad de Odontología de la Universitat de València.

Referencia bibliográfica:

Raga, L. G., Mínguez, I., Caffesse, R., & Llambés, F. (2016). Changes in Periodontal Parameters and C-Reactive Protein After Pregnancy. Journal of periodontology, 87(12), 1388-1395.


 

Fuente: CEU UCH