Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Queen’s en Belfast en Irlanda, afirma que el Ácido acetilsalicílico, conocido como la aspirina podría revertir los efectos de la caries dental.

De acuerdo con la investigación, el fármaco puede mejorar la función de las células madre dentales, ayudando así a la autoreparación del diente, un resultado que podría reducir drásticamente la necesidad de uno de los tipos más comunes de consulta odontológica.

Los investigadores combinaron la genómica y la nueva bioinformática para identificar la aspirina como un fármaco candidato con propiedades que estimulan las células madre existentes en el diente para mejorar la regeneración de la estructura dental dañada. El tratamiento de las células madre dentales con dosis bajas de aspirina aumentó significativamente la remineralización y la expresión de los genes responsables de la formación de la dentina.

El fármaco puede mejorar la función de las células madre dentales, ayudando así a la autoreparación del diente.

Según el estudio, este nuevo descubrimiento, junto con los conocidos efectos antiinflamatorios y analgésicos de la aspirina, podría proporcionar una solución única para controlar la inflamación y el dolor del nervio dental, al tiempo que promueve la reparación natural de los dientes.

El investigador principal, Dr. Ikhlas el-Karim, declaró: “Existe un gran potencial para cambiar el enfoque de uno de los mayores desafíos dentales que enfrentamos. Nuestros hallazgos iniciales de investigación en el laboratorio sugieren que el uso de aspirina, un medicamento ya autorizado para uso humano, podría ofrecer una solución innovadora inmediata que permita que nuestros dientes se reparen.”

La caries es la enfermedad dental más común del mundo y una gran carga económica para los sistemas de salud.

“Nuestro próximo paso será desarrollar un sistema de administración para probar la eficacia del fármaco en un ensayo clínico. Este nuevo enfoque no sólo podría aumentar la supervivencia a largo plazo de los dientes, sino también dar lugar a grandes ahorros para los sistemas de salud de todo el mundo”, concluyó el-Karim.

Los hallazgos de la investigación se presentaron el 7 de septiembre en la Oral and Dental Research Annual Scientific Meeting en Plymouth, Reino Unido.


Fuente: Dental Tribune