En China, un robot ha realizado el primer implante dental con éxito y de manera autónoma, de acuerdo con el diario South China Morning Post.

Por primera vez un robot llevó a cabo la colocación de dos implantes dentales fabricados con una impresora 3D en la boca de un paciente sin participación humana.

De acuerdo con el diario, el procedimiento plantea la posibilidad de ayudar a resolver la escasez de profesionales prevalente en grandes metrópolis como Hong Kong y Singapur.

Según el Prof. Zhao Yimin, cirujano de la IV Universidad Médica Militar (FMMU) en Xi’an, el robot realizó la operación en poco más de una hora sin que los clínicos presentes tuvieran que intervenir.

El procedimiento salió a la perfección y el implante dental fue colocado por el robot con una precisión sobresaliente.

El equipo médico tomó una tomografía computarizada para adquirir datos del cráneo y la mandíbula de la paciente; después, colocó un equipo de posición para determinar los movimientos, el ángulo y la profundidad necesarios para colocar los implantes en boca y programar la posición correcta del robot para realizar la operación.

El robot fue desarrollado conjuntamente por la Universidad Beihang de Pekín en China y el Hospital de Estomatología de FMMU durante los últimos cuatro años y está diseñado para seguir un conjunto de comandos preprogramados, pero puede realizar ajustes durante la cirugía, informó el South China Morning Post.

En China se colocan un millón de implantes al año, pero unos 400 millones de personas requieren nuevas dentaduras en el país, por lo que los sistemas robóticos podrían ayudar con la carencia de profesionales. Sin embargo, el número de profesionales calificados en el país es insuficiente para satisfacer la creciente demanda.

En el futuro, la odontología asistida por robot podría facilitar cada vez más el trabajo del especialista, según los expertos. La tecnología robótica se ha utilizado en los últimos años para ayudar en procedimientos dentales del conducto radicular, de ortodoncia y de colocación de implantes.

En China se colocan un millón de implantes al año, pero unos 400 millones de personas requieren nuevas dentaduras en el país

En marzo de este año, el pionero sistema de orientación robótica, Yomi, fue aprobado por la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos.

Este sistema de navegación computarizado proporciona una guía física mediante el uso de tecnología robótica háptica, que proporciona retroalimentación sensorial y limita la posición, orientación y profundidad de la fresa, según Neocis, la compañía que fabrica el dispositivo.


 

Fuente: South China Morning Post (China)